Connect with us

Hi, what are you looking for?

Info Concordia

País

Sólo 35% de los bonistas aceptó oferta del canje

Luego de que la mayoría de los bonistas con papeles de deuda emitidos en dólares y bajo ley extranjera rechazaran nuevamente la oferta de reestructuración del Ministerio de Economía, el Gobierno define si extenderá el plazo para la negociación hasta el 28 de agosto que, en realidad, fue siempre la fecha definitiva, pero que por cuestiones legales debieron acortar ese plazo al día 4.

La aceptación de los bonistas tiene otra arista. Por un lado, están los inversores que tienen en el país más de u$s5.000 millones en bonos con legislación Nueva York que habrían aceptado la oferta del Gobierno para realizar un canje en el marco de la reestructuración de la deuda.
Ese monto, pudo averiguar Ámbito de fuentes del mercado, representa el 100% de las tenencias que, a comienzos de abril, registró el Palacio de Hacienda de parte de los tenedores locales de esos títulos.

Por otro lado, del total de bonos de deuda emitidos en dólares y bajo ley extranjera por unos u$s60.0000 millones, solo alrededor del 25% se presentaron al canje.

Sumando los bonos locales y los extranjeros, la aceptación total estaría rondado el 35%. Ese porcentaje cercano a los dos tercios de respuestas negativas es el que está evaluando el ministro de Economía, Martín Guzmán, para definir si se extiende el plazo de negociación con estos acreedores privados.

La fecha límite, del 28 de agosto, siempre fue la fecha definitiva, pero que por cuestiones legales debieron acortar ese plazo al 4 de agosto. Ahora, con muchos de los acuerdos sin cerrar, los negociadores del Gobierno estimaban que sería necesaria una última ronda de conversaciones. A eso se agregaba otro detalle relevante: en el mensaje del ministro Guzmán a los acreedores, se sostuvo que la oferta registrada era la última, que no iba a tenerse otra enmienda, por ende la apuesta del Gobierno es llegar al 4 de septiembre con los nuevos títulos registrados en la SEC, y para eso el 28-A es el límite.

En medio de la charla con el Atlantic Council de los últimos días, el ministro Guzmán pareció decidido a presionar a los bonistas con la idea de que Argentina debe sentarse pronto con el FMI, pero lo cierto es que esa negociación depende más del Fondo que de la determinación del Palacio de Hacienda. Y el FMI sabe que es preferible, primero, dejar que la negociación con los bonistas llegue a algún puerto, sea esto un acuerdo parcial o total con los acreedores.

El Fondo sabe también que la fecha límite que tiene para negociar es en enero próximo, ya que la Argentina necesita tener el nuevo acuerdo con el Fondo cerrado antes que venza el pago con el Club de París a fines de mayo de 2021.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede resultar de su interés

Ciudad

Este martes 27 de julio se realizará una nueva jornada múltiple de vacunación con cinco operativos descentralizados, en los que se aplicará primeras dosis...

País

Aun cuando lidera la mayoría de las encuestas de imagen, hace meses que Horacio Rodríguez Larreta viene sintiendo algunas señales negativas o no (tan)...

Provincia

Finaliza este domingo el receso invernal y a partir de este lunes se intensifican las clases presenciales en la provincia de Entre Ríos con...

País

La Secretaría de Comercio Interior presentó una guía de buenas prácticas que brinda herramientas para que las empresas adopten la perspectiva de género en...